#Santoñismo

Un día tuvimos un sueño, crear el primer vino 100% de Santoña


Y perseguir nuestros sueños es lo que nos impulsa a querer verlos hechos realidad. Para ello, en marzo de 2017 plantamos un viñedo con carácter experimental en las laderas del Monte Buciero, con vistas a la playa que nos vio crecer, enamorarnos y disfrutar de los amigos año tras año. Un viñedo que respira el aroma de las olas que mueren en la Playa de Berria.

Santoñismo nació con este sueño, el de ver un vino madurado en nuestra tierra, a la brisa del mar cantábrico. Un vino inspirado en nuestros años de esplendor juvenil en los veranos de Santoña, en los que como el resto de jóvenes esperábamos ansiosamente los meses de vacaciones para reencontrarnos con los amigos, enamorarnos, y disfrutar de las mejores olas de Cantabria, de los últimos rayos de sol del día en la Playa de Berria durante todas las tardes de verano.

Este futuro vino de Santoña encerrará en cada botella nuestra amistad, nuestro respeto a cada rincón natural del Monte Buciero que tantas veces hemos redescubierto desde jóvenes, el aroma de un mar cantábrico que se convierte en oro al atardecer, y sobre todo una actitud, la de mirar a la vida con la alegría, la pasión y el orgullo de saber que antes que cualquier otra cosa en el mundo, somos santoñeses.

Estudiamos diferentes archivos históricos y la estructura de las múltiples parcelas existentes en el  Monte Buciero de Santoña, constatando que en el pasado las laderas del monte albergaban múltiples viñedos. Descubrimos la existencia de plantaciones desde la época romana y así mismo, las razones por las que se abandonó su cultivo a finales del siglo XVIII.

El desconocimiento y la falta de medios para combatir las diferentes plagas que atacan la vid, junto con periodo de entre guerras, forzaron la desaparición de este exclusivo cultivo.

Hoy en día a Santoña se la relaciona directamente con la anchoa, pero muy pocas personas son conscientes importancia que tuvo el cultivo de la uva en el municipio.

El objetivo de este proyecto experimental de plantación del viñedo es impulsar y potenciar la actividad agroalimentaria en Santoña y estudiar el comportamiento que tiene la vid en el Monte Buciero. Realizamos estudios para analizar la evolución de las vides en el espacio de 1000 m2, donde plantamos algo más de 500 plantas de uva Godello que darán vida a un futuro vino de uva 100% de Santoña.

Desde Santoñismo no sólo creemos que hay que preservar esta tradición agraria en el municipio de Santoña, sino que estamos convencidos de que puede suponer un nuevo yacimiento de oportunidades para jóvenes emprendedores de la localidad.